Additionally, paste this code immediately after the opening tag:
Noticia


Noticia

articulo1 principal

¿Cómo reaccionamos ante situaciones de emergencia?

Conversamos con la Mag. Tesania Velázquez, docente del Dpto. de Psicología PUCP, para saber cómo enfrentamos esta coyuntura.

Hace menos de tres meses se supo del brote de COVID-19 en China. El 6 de marzo, el presidente Martín Vizcarra confirmó el primer caso en el Perú. La situación ha escalado en las últimas dos semanas y, el domingo 15 de marzo, el presidente declaró el declaró el Estado de Emergencia nacional. Las medidas de prevención se han incrementado posteriormente, con la orden de inmovilización ciudadana y la restricción en el uso de vehículos particulares que se anunciaron el miércoles 18. Estas últimas medidas, explicó Vizcarra, se tomaron debido a que parte de la población no ha acatado el Estado de emergencia, poniendo en riesgo su salud y la del país en general.

Esta es una situación nunca antes vista en nuestro país, y las reacciones de los ciudadanos han sido diversas.  Se han visto casos en los que se sobredimensiona o se minimiza el problema. “La exageración lleva a conductas inadecuadas como las que hemos visto en los supermercados en los últimos días. Sin embargo, minimizar el riesgo también nos puede llevar al aumento de casos de manera exponencial”, explica la Mag. Tesania Velázquez, docente del Departamento de Psicología PUCP.

 

Conductas ante lo nuevo

Las reacciones de la sociedad son impredecibles, especialmente ante un fenómeno nuevo: la incertidumbre genera malestar emocional, como ansiedad y miedo.

“En nuestro país, son muchos los problemas de salud. La cobertura y eficiencia del sistema son limitadas. Sin embargo, la situación puede ser más complicada. Por eso, es importante recurrir al sistema de salud en caso necesario y difundir mensajes de calma”, agrega.

 

¿Qué podemos hacer?

Velázquez nos da las siguientes recomendaciones para poder manejarnos con serenidad en situaciones como la que enfrentamos:

  • Tener información confiable, rigurosa y oficial. No debemos creer ni difundir noticias falsas o alarmistas. También es importante que informemos de manera clara y realista a las personas cercanas a nosotros, en especial a niñas, niños y adultos mayores.
  • Mantener la calma. Procuremos poner en práctica diferentes estrategias para afrontar el estrés que se genera en estos contextos.
  • Actuar de forma ética, responsable y solidaria. Recordemos que situaciones como estas exigen pensar en el bien común y no solo en nosotros. Compremos solo lo necesario y no acaparemos los productos de primera necesidad que otros pueden necesitar.

Fuente: Punto Edu

factor de arraigo



CONFÍAN EN NOSOTROS


SÍGUENOS EN: